Pásate al MODO AHORRO

Los arrantzales arrancan a pérdidas la temporada del bonito, la más importante del año

Desde la Kofradia-Itsas Etxea apuntan que habrá que esperar al final de campaña para conocer su rentabilidad y plantean modificar la normativa de las cuotas para reducir los sobrecostes de los carburantes

Arrantzales vascos faenando en la campaña del bonito. / IREKIA
Arrantzales vascos faenando en la campaña del bonito. / IREKIA

Los arrantzales ya están en la mar a la búsqueda del bonito del norte. Con unas cuotas máximas históricas este 2022, la Kofradia-Itsas Etxea celebra que las posibilidades de pesca nacionales para esta campaña son unas 18.000 toneladas de este pescado. No obstante, el alto precio del gasóleo y su consiguiente sobrecoste para las embarcaciones, pone en entredicho la rentabilidad de la flota de bajura, para la que "habrá que esperar a final de año" para echar cuentas. Además, se trata de la campaña que más combustible gasta del año.

La flota se encuentra ahora mismo a unas 20 horas de distancia de los puertos vascos. "Pescar el bonito exige ir detrás de él en marcha", apunta Miren Garmendia, secretaria de la Cofradía de Pescadores de Gipuzkoa, y añade que "es la campaña que más gasóleo gasta". Con el gasóleo a 2,129 euros el litro y la gasolina a 2,183, la rentabilidad de las embarcaciones dependerá de muchos factores como la cantidad pescada al final de la campaña o el precio de venta del pescado, que se vende a subasta.

Son precios que, según recuerda Garmendia, "repercuten en nuestra rentabilidad" ya que "es el gasto más importante" de los barcos. En esta línea, la bonificación de 20 céntimos aplicada por el Gobierno central desde el pasado 1 de abril, "es una aspirina que no te quita el dolor de cabeza". A su vez, la secretaria de la Cofrafía lamenta que "es difícil repercutir el precio del gasóleo en el precio de venta del pescado".

La posibilidades de pesca fijadas por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico para este año permiten la captura de 18.000 toneladas de bonito en España. En 2021, Euskadi cerró la campaña del bonito del norte con un total de 9.536 toneladas sobre una cuota nacional de 17.300 toneladas aproximadas, es decir, en el País Vasco se pescó el 55% de la cuota nacional. La flota de bajura vasca suele capturar entre el 50 y 65% de media de la cuota de bonito. Este año estas cifras se pueden traducir en una captura de entre 9.000 y 11.700 toneladas.

Grupo de arrantzales vascos. / EP
Grupo de arrantzales vascos. / EP

Modificar los cupos semanales

Los arrantzales llevan meses tratando de "rentabilizar y vender lo máximo posible" en plena vorágine impulsada por la inflación del precio de los carburantes. A su vez, están manteniendo conversaciones con las instituciones competentes para que emprenda medidas que pongan freno a la subida de precios.

Garmendia explica que el Gobierno "te obliga a poner topes diarios" de pesca. Por ello, entre todas las medidas que plantean para mitigar los sobrecostes en el gremio, plantean modificar los cupos semanales, es decir "pescar en un día lo que se pesca en cuatro", por ejemplo. De esta forma la flota de bajura reduce el gasto de combustible que conlleva su partida a la mar semanal.

De momento los arrantzales tendrán que seguir laborando en este escenario de sobrecostes ya que ahora mismo es "la mejor opción" para reducir los costes hasta que se tomen nuevas medidas que mitiguen el azote de la inflación. Mientras tanto, la posibilidad de cesar la actividad o emprender movilizaciones "no se contempla". 

Archivado en:

Destacados