Pásate al MODO AHORRO

"Pocos movimientos" en la negociación del metal alavés que mantiene las huelgas para septiembre

Los sindicatos aseguran que SEA sigue sin llevar a la mesa de negociación propuestas que permitan un acuerdo

Sindicatos del Metal de Álava en una concentración por el nuevo convenio. / EFE
Sindicatos del Metal de Álava en una concentración por el nuevo convenio. / EFE

Este jueves han vuelto las conversaciones entre patronal y sindicatos del metal en Álava. ELA, CCOO, LAB, USO, ESK y CGT se han reunido con SEA para intentar acercar posturas pero aunque las centrales han reconocido "movimientos" por parte de la patronal, estos han sido "pequeños" y "pocos" de ahí que se mantengan las jornadas de paro convocadas para el 21, 22 y 23 de septiembre. Consideran que SEA sigue sin llevar a la mesa de negociación del convenio propuestas que permitan un acuerdo.

La parte social reconoce ciertos "movimientos" aunque han sido "pequeños" y "pocos" de ahí que se mantengan las próximas tres huelgas convocadas. A pesar de ello, las partes se han citado para una próxima reunión el próximo día 19, en vísperas de las huelgas. En una nota de prensa al término del encuentro LAB ha opinado que SEA ha perdido hoy una nueva oportunidad para encauzar la negociación y ha insistido en que si la patronal quiere evitar las huelgas "tendrá que traer contenidos a la mesa".

"Hoy por hoy, y a pesar de llevar cuatro años en reuniones, todavía no está sobre la mesa el descenso de horas de trabajo, cuyo número es el más alto del País Vasco. El IPC tampoco está garantizado durante la vigencia del convenio", ha censurado LAB, que ha indicado que el próximo lunes se concentrarán con el resto de centrales frente a la sede del Gobierno vasco en Vitoria para implicar a las instituciones en sus reclamaciones. Desde CCOO han remarcado también que la patronal alavesa sigue sin hacer propuestas sobre la reducción de la jornada laboral y mantiene "líneas rojas" en materia de salarios, por lo que a día de hoy se mantienen las huelgas.

Las principales reivindicaciones que están sobre la mesa son por la parte social siguen inamovibles: salarios vinculados al IPC, bajada de la jornada laboral y limitación de la eventualidad y la flexibilidad, entre otras. Los sindicatos han puesto el foco en el contexto actual de subida generalizada de precios y han incidido en la importancia de mantener el poder adquisitivo de los trabajadores.

El metal alavés fue el primero en iniciar la convocatoria de movilizaciones, incluso antes que el de Bizkaia, y tiene las tablas pendientes de actualizar desde 2017Sobre la mesa hay un convenio hasta 2024, para el que la patronal SEA ofrece un 2,25% para 2022 y el 1,75% para los dos siguientes ejercicios. Se propone además compensar el desajuste con el IPC global (si las sumas esos tres años superan el 5,75%) en 2025, hasta un máximo de 4 puntos, y el resto en 2026. Es decir, la postura empresarial, aunque en diferido, ya incluye un compromiso de mantenimiento del poder adquisitivo a largo plazo. 

Archivado en:

Destacados