Pásate al MODO AHORRO

Ballenoil encara su segundo año en Euskadi con un crecimiento del 33% en los repostajes

La firma cuenta ya con tres gasolineras y espera abrir otra más próximamente en Vitoria

Estación de servicio de Ballenoil. / EP
Estación de servicio de Ballenoil. / EP

Ballenoil, la gasolinera que ha implantado el novedoso sistema de pago con DNI, sin necesidad de conexión a Internet, tarjeta de crédito o dinero en efectivo arranca su segundo año en Euskadi. La firma catalana, que arrancó el año pasado en Euskadi su ambicioso plan de expansión con el objetivo de instalar 12 estaciones de servicio en la comunidad autónoma, lleva ya tres gasolineras instaladas en Santurtzi, Lemona y Vitoria. Sin Gipuzkoa de momento en la mirada, la firma catalana pretende próximamente reforzar su presencia en Álava con una segunda estación de servicio en Vitoria.

La firma ahora encara su segundo curso en Euskadi con un objetivo: seguir creciendo. Algo a lo que los precios de los combustibles, según reconocen portavoces de la compañía, "está ayudando". Tanto es así que en lo que llevamos de año, Ballenoil ha visto cómo sus repostajes han crecido un 33% con respecto a 2021 en una comunidad autónoma que ostenta uno de los precios más caros en sus carburantes, especialmente en gasolina. De hecho, según la compañía, se está detectando un aumento en la fidelización de sus clientes vascos.

Estación de servicio de Ballenoil / Ballenoil
Estación de servicio de Ballenoil / Ballenoil

En cuanto al sistema de pago con DNI, la firma considera que no está siendo un obstáculo sino, más bien, todo lo contrario. Portavoces de la compañía, de hecho, subrayan la importancia de las empresas, un segmento donde están notando una asociación precisamente por ese modelo de 'DNI&Go' por "facilitar la gestión y dar más comocidad a su flota de conductores".

Este sistema de pago con el DNI está desarrollado junto al Banco Santander mediante un sistema que permite a los clientes pagar sus reportajes con el documento de identidad en la mayoría de estaciones, sin necesidad de conexión a Internet, tarjeta de crédito o dinero en efectivo. El sistema consiste en el registro del documento bien en el área de clientes o el código QR de la estación al que se asocia con una tarjeta cuyo titular podrá autorizar a otros conductores asignándoles un PIN diferente.

Ballenoil fue una de las pocas operadoras entre las dedicadas a las estaciones de servicio automatizadas que se desmarcó el pasado abril de las críticas al descuento de 20 céntimos aprobado por el Gobierno central y que decidió prorrogar hasta final de año. Con 177 estaciones de servicio y la esperanza de abrir otras 90 en los próximos tres años a nivel nacional, 

Archivado en:

Destacados