Pásate al MODO AHORRO

El bloqueo de las elecciones de Michelin en Lasarte pone en jaque el convenio laboral

La impugnación de las candidaturas de CSIF por parte de LAB enquista el proceso electoral y la llegada de un nuevo comité que negocie el convenio

Planta de Michelin en Lasarte (Gipuzkoa) / Michelin
Planta de Michelin en Lasarte (Gipuzkoa) / Michelin

Con pérdidas de CCOO y UGT, los más de 3.000 trabajadores de Michelin Vitoria amanecen este viernes con un nuevo comité después de haber celebrado sus elecciones. Un comité nuevo, con más peso para ESK y con la entrada de CCM como la gran novedad de los nuevos 27 delegados de la parte social. La nueva representación laboral encara ahora el reto de afrontar la negociación de un nuevo convenio nada fácil con la inflación disparada. Un reto que es conjunto para todos los empleados de Michelin en el conjunto de España: las cuatro plantas, las oficinas de Tres Cantos y el centro de ensayos de Almería y que ahora presenta un importante inconveniente: la paralización de las elecciones en Michelin Lasarte.

Los comicios sindicales están paralizados después de que las candidaturas de CSIF se presentasen fuera de plazo pero fuesen, aun así, proclamadas. Un problema que movió a LAB, central mayoritaria en la factoría de Lasarte, encargada de hacer ruedas de motos, a presentar primero una reclamación en la mesa de trabajo y, posteriormente, impugnar las candidaturas. Un movimiento que ha hecho que quede en manos del Departamento de Trabajo del Gobierno vasco dirimir si las candidaturas de la central en Lasarte son o no legales. Este viernes tiene lugar el arbitraje del Ejecutivo autonómico, del que se espera que emita un laudo la semana que viene a este respecto según fuentes sindicales consultadas por 'Crónica Vasca'.

La decisión del Gobierno vasco se antoja clave para la negociación del convenio. Un 'ok' a las candidaturas de CSIF podría conducir al proceso electoral a una judicialización que podría llevar a que el nuevo convenio se negociase con un comité de Lasarte en funciones a la espera de celebrar unas elecciones que tendrían que esperar a un fallo judicial para tener lugar. Es la opción menos probable, pero la mera paralización actual del proceso electoral ya supone un atraso en el calendario electoral que tiene todas las papeletas de acabar revirtiendo en el desarrollo de las negociaciones.

Se contempla como escenario probable una negociación en la que ya haya un nuevo comité pero antes se pacte con el actual el calendario de la negociación colectiva entre dirección y sindicatos. La negociación del convenio, que es igual para todos los trabajadores de Michelin en España, se realiza a través del comité intercentros, en el que la presencia de Vitoria ha sido intermitente, pero en el que no ha participado habitualmente Michelin de un tiempo a esta parte. La parte social de toda España designa a 13 miembros en ese comité que es el encargado de negociar el convenio. Un pacto que, a diferencia de Mercedes, no se vota en referéndum, sino mediante asambleas de afiliados que en casos como el de UGT comprometen el voto de los representantes de cada sindicato.

Archivado en:

Destacados