Pásate al MODO AHORRO

Emilio Titos dejará Mercedes Vitoria el 1 de enero

El director general de la factoría, con 67 años, abandonará la fábrica más grande de Euskadi a final de año

El director general de Mercedes Vitoria, Emilio Titos, se dirige al lehendakari Urkullu durante la presentación del nuevo memorádum suscrito con las instituciones vascas / Irekia
El director general de Mercedes Vitoria, Emilio Titos, se dirige al lehendakari Urkullu durante la presentación del nuevo memorádum suscrito con las instituciones vascas / Irekia

Menos de 24 horas después de que terminase el proceso de elecciones sindicales, los cambios llegan también a la dirección de Mercedes Vitoria. Con 67 años, Emilio Titos deja la dirección de la factoría más grande de Euskadi el próximo 1 de enero. El movimiento ha sido confirmado a través de una circular interna remitida para informar de su salida a la que ha tenido acceso 'Crónica Vasca'. La factoría consuma así una operación que se lleva fraguando desde verano para dar el necesario relevo al histórico directivo, que será sustituido por Olaf Klug a pesar de que aún no se ha dado la confirmación oficial, tampoco en esta circular que hace un repaso de su trayectoria y recorrido profesional.

El movimiento se revela así después de haber dejado encarrilado los problemas que eran más urgentes para la factoría. La inversión de 1.230 millones está asegurada, se ha conseguido dinero del PERTE, el convenio laboral está pactado y la plataforma VAN.EA confirmada oficiosamente. Ahora, con las elecciones sindicales celebradas y un nuevo comité designado -esta vez con mayoría para las centrales que votaron 'no' al convenio laboral-, Titos da un paso al lado para disfrutar "de su merecida jubilación" tras más de 40 años en Mercedes, quince de ellos como director general de la factoría de Vitoria.

El cambio confirma así la entrada en un nuevo ciclo para Mercedes Vitoria. Un futuro que pasa por mayores terrenos, una plataforma electrificada y un horizonte de estabilidad en la cadena de valor en la automoción y que su mayor éxito. En el debe se le queda la victoria sindical del 'bloque del no', que supone un revés al pacto rubricado con la mayoría del anterior comité, duramente castigada ahora por los casi 5.000 empleados de la planta alavesa.

Con una personalidad que no ha dejado indiferente, Titos deja así la dirección de la factoría más grande de Euskadi. A sus espaldas, un perfil determinante, analítico, resolutivo y algo chocante con los sindicatos. Director de la planta desde 2008, aunque ya trabajaba en Vitoria como jefe de ingeniería, ha llevado la batuta del récord de fabricación de Mercedes con más de 150.000 furgonetas al año y ha posicionado a la fábrica como una de las joyas de la corona de la multinacional alemana tras las inversiones que hicieron posible la construcción del modelo VS20, que fue el aldabonazo definitivo para "arraigar" Mercedes en Euskadi. Una foto muy diferente a las dificultades que atravesó la planta en 2004.

Unos éxitos a los que se ha sumado ahora el arraigo de la inversión para electrificar la factoría, pero que no han estado exentos de encontronazos -especialmente en el ámbito laboral- y algún episodio polémico de su vida personal. Algo enmarcado también en la lógica germana en la que ha sido educado desde niño en una familia granadina emigró a Alemania en los años 60, una prueba del 'self-made man' que es y de la que siempre ha presumido en privado. Marcado también por su carisma, Titos siempre ha sido una persona sin problemas con la exposición pública. Con el convenio en la cuerda floja, Titos dedicó buena parte de la semana previa a la votación a atender a los distintos medios y explicar la importancia del acuerdo. A su responsabilidad en Mercedes, Titos ha sumado su participación en instituciones como la patronal alavesa, la Cámara de Comercio de Álava -de la que ha sido elegido recientemente como vicepresidente- o la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

Archivado en:

Destacados