Pásate al MODO AHORRO

Eroski encara "un nuevo tiempo" en su mejor época desde la crisis de 2008

La compañía deja atrás sus tiempos más oscuros tras sanear sus arcas, volver a beneficios récord y articular el relevo en la presidencia

En el centro, el hasta ahora presidente de Eroski, Agustín Markaide su sucesora en el cargo, Rosa Carabel. / Eroski
En el centro, el hasta ahora presidente de Eroski, Agustín Markaide su sucesora en el cargo, Rosa Carabel. / Eroski

Si hubiese que definir en una sola palabra la gestión de Agustín Markaide al frente de Eroski, pocos serían los que no eligiesen "recuperación" como el concepto que ha marcado los once años del directivo de Mondragón al frente de la cooperativa de Elorrio. Elegido en 2011 para capear un temporal más que complicado, el presidente de la cooperativa está ahora de salida para cederle el testigo a quien hasta ahora ha sido su mano derecha: Rosa Carabel. Tras de sí, el milagro de recuperar a Eroski y devolverla a los mejores beneficios de la firma desde 2007: 105 millones de euros. Son varios los retos que ahora se presentan para la firma, pero se han resuelto el grueso de los problemas de la cadena vasca de supermercados: la deuda se ha reducido en 2.470 millones de euros desde 2009, la reordenación expansión realizada antes de la crisis inmobiliaria es un capítulo cerrado con la venta del 50% de Caprabo al checo EP Bidco y el negocio de las agencias de viajes se ha revolucionado bajo la marca Xplora.

El aval está en los resultados: los 107 millones de euros son solo un avance de lo que está al alcance de Eroski. Los resultados solo han llegado de momento en la alimentación, con ritmos de crecimientos superiores a los previos a la pandemia. Sin embargo, todavía está pendiente la recuperación de las gasolineras, las agencias de viaje o las tiendas de deporte, que todavía acusaban el año pasado la caída del negocio provocada por las restricciones a la movilidad y el ocio. De hecho, Eroski ha acusado el incremento de los costes eléctricos con una factura extra de 28 millones, así que ahí también tiene otro margen más de ganancia para una firma que según Markaide está mejorando su competitividad. A pesar de todo ello, el beneficio operativo corriente -185 millones de euros- permite mantener una ratio sobre ventas similar al ejercicio 2019, previo a la pandemia.

Nuevo supermercado Eroski en Lakua. / EROSKI
Nuevo supermercado Eroski en Lakua. / EROSKI

Músculo inversor para convertirse en el cuarto operador nacional

Ahora, superado el problema de la deuda, que ya está por debajo de los 1.000 millones, la cooperativa del Grupo Mondragón ha lanzado un nuevo plan de expansión que comenzó en Vitoria a finales de noviembre de 2021 con la apertura del supermercado más grande de los últimos 14 años, dotado de más de 2.100 metros cuadrados y que supuso para el grupo una inversión de 12,5 millones de euros. La reducción de la deuda ha planteado a la cadena un horizonte de 300 nuevas tiendas y una inversión de 420 millones de euros con la que la firma busca convertirse en el cuarto operador nacional con el inicio de "una nueva etapa" que alcanza hasta al diseño de sus superficies.

En cuanto al turismo, Eroski ha buscado reorientar su expansión en este sector de la mano de Xplora, una plataforma con la que busca llegar a ese público joven que ha revolucionado (y digitalizado) el sector de los viajes : un nicho de mercado que busca aglutinar de forma online la contratación de todos los productos de un viaje: avión, estancias... Para ello, el plan de la cooperativa busca combinar esa plataforma con espacios físicos en los que organizar eventos como espectáculos o degustaciones para atraer a ese público joven que luego va a contratar los servicios de Xplora por internet.

Rosa Carabel, hasta ahora directora general de Eroski / Eroski
Rosa Carabel, hasta ahora directora general de Eroski / Eroski

Rosa Carabel, la elegida para liderar un nuevo ciclo

La llegada de Rosa Carabel supone que la cadena de supermercados estará liderada por primera vez en toda su historia por una mujer. Otro paso más en una empresa donde, en cualquier caso, la igualdad y los techos de cristal no son un problema: el 77% de la plantilla es femenina y ese porcentaje solo se diluye un 3% en los puestos directivos, donde el 74% de los cargos están desempeñados por mujeres. Carabel, de hecho, ha sido una de las principales artífices del resurgir de Eroski: antes de llegar a la dirección general de la cooperativa, Carabel fue directora financiera y directora comercial, dos puestos claves en la reflotación de la cadena. "Emprendemos una nueva etapa con la mirada renovada y con más posibilidades de actuación. Nos proponemos reforzar las bases de nuestra actividad y avanzar con firmeza en su desarrollo", afirma Markaide en su carta de 2021, que asegura que esta nueva etapa debe venir acompañada de "nuevos liderazgos".

Es a Rosa Carabel a quien corresponderá, según Markaide, "liderar la nueva etapa con el propósito de reforzar los fundamentos y avanzar en los propósitos del proyecto". "No me cabe duda de que bajo su dirección el alma de la organización seguirá trabajando al servicio de la misión y la estrategia de este proyecto empresarial cooperativo", concluye el todavía presidente de Eroski.

Archivado en:

Destacados