Pásate al MODO AHORRO

Sindicatos y FVEM salen de otra reunión sin acuerdo para el Metal de Bizkaia

La FVEM señala que los sindicatos continúan sin hacer modificaciones relevantes que posibiliten llegar a acuerdos, mientras que los sindicatos acusan a la patronal de "irresponsables"

Sindicatos del Metal de Bizkaia en la manifestación de Amorebieta. / CV
Sindicatos del Metal de Bizkaia en la manifestación de Amorebieta. / CV

Una vez más, sin acuerdo. Sindicatos y FVEM no han sido capaces de entenderse en la reunión celebrada este miércoles en Bilbao en el marco de las protestas sindicales para lograr un convenio en el Metal de Bizkaia. 

La mesa negociadora sigue sin entenderse tras 19 reuniones previas y después de las cinco jornadas de huelga secundadas del 28 de noviembre al 2 de diciembre. Después de la expectación generada en los últimos días, las negociaciones no han llegado a buen puerto. LAB, UGT y CCOO han acusado a la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM) de continuar "negando la negociación" a las 56.000 personas del Metal de Bizkaia.

Según han confirmado fuentes de LAB a este medio, el encuentro “no ha ido bien” debido a la “actitud de la patronal, que se ha presentado en la reunión con las manos vacías, sin propuestas y en un tono desafiante”.

El sindicato destaca su disposición a negociar en la reunión, algo que “no ha demostrado la patronal”. “Su última propuesta no nos vale, siguen enrocados en su posición inicial”. 

Pese al fracaso del encuentro, ambas partes volverán a sentarse a negociar el próximo 21 de diciembre, y desde LAB se muestran tajantes al indicar que llevarán “una nueva propuesta”, y esperan “lo mismo” por parte de FVEM.

La FVEM, por su parte, señala que los sindicatos “continúan sin hacer modificaciones relevantes que posibiliten llegar a acuerdos”. La parte empresarial recuerda que antes de las huelgas se propuso una oferta que “mejoraba las condiciones que se han firmado''. Como ejemplo de ello recuerdan el convenio del metal de Álava, un acuerdo que “los sindicatos han calificado de ‘histórico’ en dicho territorio, y que ahora les parece ‘muy insuficiente’ en Bizkaia”.  

La patronal destaca que en Álava se ha garantizado el poder adquisitivo de las personas de acuerdo con el IPC. Además, recuerda que se ha mantenido la garantía mínima y se ha ofrecido un día de libre disposición recuperable, además del aumento de la subrogación. “Las condiciones que han firmado en el territorio vecino son rechazadas en Bizkaia por los mismos sindicatos que en Álava las aceptan. Una incoherencia y una falta de responsabilidad ante todas las personas que trabajan en el sector”, apostilla FVEM . 

En respuesta a esta acusación, el comité de empresa recrimina a la patronal que dichas declaraciones no se ajustan a la realidad, dado que se debe negociar “en base a las necesidades de cada territorio histórico”, además, denuncian que en Álava existen una serie de derechos, como la reducción de jornada, que en Bizkaia no se han planteado. Asimismo, denuncian que en Álava hubo una voluntad negociadora que en Bizkaia “no existe” por parte de la patronal.
 

Continúa la negociación

Fuentes de LAB aclaran que su intención es seguir negociando, aunque “sí la patronal sigue bloqueando la negociación” adelantan que volverán a salir a las calles. “Damos margen a la negociación, antes de la próxima reunión no haremos convocatoria de nuevas jornadas de paro”, sentencian.

"Desde la mayoría sindical tenemos claro que la movilización surte efecto y que, llegado el caso, será necesario continuar por el camino de las huelgas. La única parte que hoy ha hecho mención a nuevas huelgas, llegando a retar a los sindicatos diciéndoles 'haced las que queráis', ha sido FVEM", han indicado CCOO, UGT y LAB.

La FVEM aclara que a partir de ahora pasan a una situación de escucha. “Habiendo hecho todo lo posible por alcanzar el esperado acuerdo, la FVEM ha dejado patente su voluntad negociadora. Sin embargo, no pueden alcanzarse acuerdos cuando solo una de las partes negocia mientras que la otra trata de imponer continuamente sus exigencias”, apostillan, al mismo tiempo que destacan que continuarán asistiendo a la mesa, aunque las empresas “ya están en el límite de lo que  pueden ofrecer”.

En este conflicto en el que ELA va por separado, el sindicato de Mitxel Lakuntza ha apostado por una huelga indefinida "hasta que se consigan los contenidos que se merece el sector".

Conviene recordar que esta es la reunión número 20 y aún no ha sido posible llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes. Pese al "seguimiento mayoritario" conseguido en las anteriores huelgas, que consiguieron incluso suspender la actividad en la planta de Mercedes Vitoria, está por ver si la reunión del próximo 21 de diciembre consigue  encauzar un acuerdo o si el sector se ve abocado a la convocatoria de nuevos paros de cara a 2023.

Archivado en:

Destacados