Pásate al MODO AHORRO

Los papeles de Cecobi (III): Campo duplicó sus gastos de representación en CEC de un año para otro

El presidente de Cecobi pasó de facturar 9.000 euros en 2011 a 21.600 euros anuales entre 2012 y 2015

Pedro Campo, presidente de Cecobi / CV
Pedro Campo, presidente de Cecobi / CV

Menos de tres meses después de solicitar el informe económico que encargó el Comité Ejecutivo de la Confederación Española del Comercio (CEC) tras la dimisión de Pedro Campo, el 7 de octubre de 2021, a las 13:30 horas y, de nuevo, por videoconferencia, el Comité Ejecutivo y la Junta Directiva de la CEC mantuvieron juntos la primera reunión tras nombrar a Rafael Torres presidente de forma transitoria hasta que se celebrasen elecciones. El encuentro, de alrededor de dos horas y media de duración, y a cuyas actas ha tenido acceso este periódico, abordó temas de los más dispares: desde una propuesta de convenio con el Ministerio de Industria hasta la preparación de un nuevo proceso electoral para elegir al nuevo presidente de la CEC.

Fue en esa fecha cuando el tesorero de la entidad, Carlos Moreno-Figueroa, presentó el informe económico que la cúpula de la CEC había solicitado tras la marcha de Pedro Campo. Un informe del que se presenta un resumen en esa reunión, pero que tiene el documento completo en la sede central de la CEC. El informe elaborado recopila todas las facturas, gastos y notas de cargo emitidas entre 2011 y 2021 a nombre de Manuel García Izquierdo -expresidente-, José Guerrero -exsecretario general- y Pedro Campo. El informe, según explica Moreno-Figueroa en esa reunión, divide los gastos "en dos bloques": uno con los "gastos de representación" y otro con "notas de gasto". Las notas de gasto, según indica el propio tesorero en esa reunión, están todas debidamente justificadas.

En cuanto a los gastos de representación, las actas empiezan explicando precisamente los de Pedro Campo. Unos gastos que, a diferencia de los de Guerrero -que llegan hasta 2019-, solo se recogen en actas de 2011 hasta 2016, ambos años incluidos. En el cómputo general de esos seis años, los gastos de representación suman un total de 107.400 euros, una cifra superior a la José Guerrero (90.626,85 euros) pero inferior a los de García-Izquierdo (216.436,33 euros). Sin embargo, el propio informe repara precisamente en que "en un principio las facturas son de un mismo importe todos los meses, pero a partir de un año determinado estas tienen importes diferentes y también cambia el concepto de las facturas, aunque la suma total anual es de 21.600 euros". Según ese mismo informe, en 2011 Campo facturó a la CEC 9.000 euros y al año siguiente pasó a facturar 21.600 euros, más del doble. Esa misma cantidad se facturó también en los años 2013, 2014 y 2015 para descender en 2016 a 12.000 euros.

Pedro Campo, en su época como presidente de la CEC / CEC
Pedro Campo, en su época como presidente de la CEC / CEC

Un encuentro posterior a la citación judicial

Tras la exposición de ese informe, algunos vocales plantearon algunas dudas. Una de ellas, procedente de una representante de la patronal valenciana, preguntó si Pedro Campo era tesorero durante el tiempo en el que se emitieron ls facturas, aspecto que fue confirmado por el propio Moreno-Figueroa. Otras dudas versaron sobre asuntos como la retribución de Julián Ruiz como secretario general -planteada precisamente por un representante de Cecobi- o la situación de José Guerrero durante los años en los que se emitieron esas facturas. Las actas también recogen que tanto Campo como Guerrero y otros dos asesores habían acudido a prestar declaración el 4 de octubre tal y como estaban citados y reveló este lunes 'Crónica Vasca'. En esa reunión el presidente, Rafael Torres, aseguró que se pondría en contacto con Pedro Campo para notificarle de esas cifras que recoge el informe económico.

Sobre la situación de los expedientes de formación que investiga la justicia, en esa reunión se aborda una sentencia condenatoria de la Audiencia Nacional que obliga a la CEC a abonar un millón y medio de euros al SEPE, si bien la letrada responsable del proceso judicial que enfrente a la CEC con el SEPE sugiere presentar un recurso de casación. Este periódico no ha podido comprobar en qué estado se encuentra esa causa contencioso-administrativa y si finalmente se presentó dicho recurso. Además de esa opción, se aclara que se está tratando de dialogar con el SEPE "para analizar la situación de los diferentes expedientes". Al final de la reunión, un representante de Cecobi manifiesta que la confederación vizcaína estudiará su salida de la CEC y será sometida a los órganos de gobierno de la Confederación.

Archivado en:

Destacados