Pásate al MODO AHORRO

El parlamentario de EH Bildu Josu Estarrona ha protagonizado uno de los momentos más comentados de la semana. Porque este miércoles, durante una comisión de EiTB en el Parlamento vasco, no dudó en cantar los mismos bertsos que en su día dedicó Maddalen Arzallus al etarra Ion Kepa Parot. Era una forma de protesta contra el director de la radiotelevisión pública vasca, Andoni Aldekoa, por la decisión de retirar aquella canción que tanta polémica generó. 

Si Estarrona quería protestar contra EiTB por lo que considera un caso de censura, tenía muchas otras formas de hacerlo. Porque repetir esas palabras dedicadas a un etarra resulta insoportable. Sí, Ion Kepa Parot pasó 32 años en la cárcel, y eso, dicho así, suena a barbaridad. Claro que las cosas suenan diferentes cuando se conocen los motivos por los que este terrorista estuvo tres décadas enrejado. Ion Kepa Parot era miembro del 'comando Argala', también conocido como 'comando itinerante', uno de los más mortíferos de ETA, y que entre otros atentados perpetró la masacre de la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza el 11 de diciembre de 1987, en la que hubo once muertos, cinco de ellos niñas.

Estarrona debería saber que Parot estaba condenado a cadena perpetua y ha logrado la libertad condicional. Sus víctimas inocentes no pueden decir lo mismo. Y en Bildu, una vez más, ponen el acento en los derechos de los presos, pero no en la brutalidad de los crímenes que cometieron. Eso se llama desmemoria, se cante como se cante. 

Archivado en:

Destacados