La Behobia-San Sebastián es una carrera popular muy arraigada en Gipuzkoa

La Behobia-San Sebastián es una carrera popular muy arraigada en Gipuzkoa

En colaboración con

Recomendado

Consejos para correr una carrera popular sin riesgo a una lesión

La Behobia-San Sebastián es una emblemática prueba en la que participan deportistas ocasionales sin grandes conceptos de preparación física

3 noviembre, 2023 00:00

Noticias relacionadas

El próximo 12 de noviembre es una fecha clave en el calendario de muchos aficionados al atletismo. Es el día que tras un año de espera tendrá lugar la mítica Behobia-San Sebastián, una prueba emblemática incluso del calendario nacional. La popular carrera cubrirá con más de 30.000 participantes la veintena de kilómetros que enlazan el barrio guipuzcoano con la capital donostiarra

Para disfrutar de esta fiesta del running hay que tomar sin embargo una serie de precauciones que eviten o reduzcan las posibilidades de una lesión que dé al traste con las ilusiones de protagonizar una buena carrera. Por ello es conveniente llegar en un buen estado de forma y esto requiere seguir unas pautas que ayuden a llegar en las mejores condiciones posibles a la línea de salida.

Preparación previa

El doctor Javier Irazusta, Jefe del Servicio de Cardiología de Policlínica Gipuzkoa y corredor habitual en la Behobia-San Sebastián, detalla cómo preparar esta prueba, las patologías más habituales que surgen a raíz de la exigencia a la que se somete el cuerpo y, en especial, el corazón y las recomendaciones para que todo vaya bien antes, durante y después de la carrera. El especialista asegura que “si entrenamos, el corazón tiene una adaptación fisiológica al deporte”, pero que es fundamental “no cambiar los objetivos a falta de dos semanas” para carreras tan duras.

Finalizar una prueba de estas características, exige mucho desgaste. Por ello, “es conveniente realizar un examen médico para comprobar que no hay una contraindicación a la práctica de un esfuerzo importante que requiere de una hora a dos y media de esfuerzo”. Incluso, ese examen podría completarse con “una analítica de sangre”, recalca el doctor Irazusta.

Enrique Pérez de Ayala, Jefe de Medicina Deportiva de Policlínica Gipuzkoa y Javier Irazusta, Jefe de Cardiología

Enrique Pérez de Ayala, Jefe de Medicina Deportiva de Policlínica Gipuzkoa y Javier Irazusta, Jefe de Cardiología CEDIDA

Fijar objetivos

Para que la experiencia resulte satisfactoria, tanto si se trata de un atleta profesional o de un deportista ocasional, lo primero que se recomienda a la hora de afrontar la prueba es haberla preparado con antelación, con un entrenamiento previo adecuado para correr este tipo de distancia, tener todo el material preparado, analizar de antemano los horarios de salida, examinar bien el recorrido y estar al tanto de la climatología prevista. En este último caso, salvo que la temperatura sea excesivamente alta, es recomendable llevar una prenda de abrigo extra encima.

El cardiólogo recomienda “tener claros los objetivos” antes de emprender esta aventura. “No es lo mismo plantearse simplemente llegar a meta o ir a hacer una buena marca o conseguir una buena posición. Hay que intentar ser realistas a la hora de marcar las metas” afirma a la vez que aconseja “ adaptar el entrenamiento y que este sea progresivo”.

La importancia del entrenamiento

Enrique Pérez de Ayala, Jefe del Servicio de Medicina Deportiva de Policlínica Gipuzkoa, destaca también la importancia del entrenamiento, de la revisión médica y de la hidratación para completar con éxito la Behobia-San Sebastián, una fiesta que puede convertirse en una pesadilla si no se toman las medidas adecuadas.

Una exigencia como la que demanda la prueba guipuzcoana requiere de un entrenamiento amplio y duradero. “Es un trabajo que precisa, normalmente, de mínimo tres meses en deportistas entrenados o de seis meses para aquellos que no hayan hecho una carrera de 20 kilómetros nunca”, aclara. 

Antes de correr

Una vez en la zona de salida, el calentamiento se antoja esencial. Lo mejor es rodar suavemente o, simplemente caminar y realizar movimientos de activación. Un recorrido tan rompepiernas como el de la Behobia requiere una estrategia que garantice llegar a la última parte de la carrera con garantías suficientes para mantener el ritmo e incluso, aumentarlo.

Para prevenir cualquier percance, algo muy habitual en este tipo de actividad física, es necesario un calentamiento previo. “Lo más importante es realizar el ejercicio guiado”, señala el doctor Pérez de Ayala. “Muchos pensarán que es únicamente el tren inferior el que hay que cuidar, pero no es así, hay que hacer estiramientos no sólo de las piernas, sino también de la columna, de las abdominales… esto es fundamental, concluye el especialista.