Un hombre aprende a hacer primeros auxilios

Un hombre aprende a hacer primeros auxilios EP

En colaboración con

Recomendado

Reanimación cardiopulmonar (RCP) para principiantes: 10 consejos básicos para salvar vidas

La primera reacción tras una situación de emergencia puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte si se tienen unas nociones básicas

7 septiembre, 2023 11:54

La primera reacción tras una situación de emergencia puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte si se tienen unas nociones básicas

Los primeros auxilios son aquellas técnicas y actuaciones que se aplican de forma inmediata en el mismo lugar en el que se ha producido un accidente para mantener con vida a las personas lesionadas o heridas antes de su traslado a un centro asistencial o de salud.

Es de vital importancia estar preparados ante una eventual emergencia, ya que el primer minuto es decisivo para salvar una vida.

Reaccionar a tiempo

El primer minuto tras un accidente puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Por eso, la educación en primeros auxilios es clave. Muchos de los fallecimientos o secuelas indeseadas podrían evitarse si tuviéramos unas nociones básicas de primeros auxilios. Estas medidas son verdaderamente importantes pese a que gran parte de la población desconoce cómo aplicarlos. Es la primera y decisiva reacción antes de que un profesional de la salud se haga cargo de la situación. Por lo tanto, aprender a afrontar estos momentos y tener conocimientos básicos en esta materia es crucial porque puede salvar vidas.

Conocimientos necesarios

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es una habilidad vital que todos deberíamos tener en nuestro repertorio. En situaciones de emergencia, el conocimiento y la acción rápida son cruciales. Por ello, participar en cursos de primeros auxilios y practicar los procedimientos básicos puede aumentar tu confianza para enfrentar situaciones inesperadas.

Esta técnica, que combina compresiones torácicas y respiración de rescate, puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte cuando alguien sufre un paro cardíaco repentino. 

Los doctores del Servicio de Urgencias del Hospital Quirónsalud Bizkaia proponen una guía esencial sobre cómo realizar la reanimación cardiopulmonar para saber responder eficazmente en momentos críticos. 

Pasos Cruciales en la RCP:

1.Evaluar la situación: Asegúrate de que la escena sea segura y de que la persona realmente está inconsciente y no respira como normalmente.

2. Reconocimiento precoz y pedir ayuda: Comprueba que la persona está inconsciente, golpeándole en la zona de los hombros y preguntando en voz alta si se encuentra bien. Si no responde, pide ayuda llamando al número de emergencia local (112) o si tú no puedes, pide a otra persona que llame activando el altavoz del teléfono para obtener ayuda profesional y proporcionarle un desfibrilador externo automático (DESA) lo antes posible.

3. Mantén la calma: En situaciones de emergencia, mantener la calma es esencial. La tranquilidad te permite tomar decisiones acertadas y brindar asistencia eficiente. Aunque es difícil llevarlo a la práctica, tener un comportamiento frío en estas ocasiones es esencial para que la reanimación salve la vida de la víctima. La rápida intervención de una persona capacitada puede duplicar o incluso triplicar las posibilidades de supervivencia de una persona que ha sufrido un paro cardiaco.

4. Abrir la vía aérea: Coloca una mano en la frente de la víctima y con la otra tira del mentón hacia arriba para evitar que la lengua impida el paso de aire a los pulmones.

5. Comprueba la respiración: Hay que OIR la respiración acercando el oído a la boca-nariz y VER si le sube y le baja el tórax (esto no debe llevarnos más de 10 segundos). Si tenemos dudas de si la víctima respira adecuadamente, entenderemos que no respira.

6. Compresiones torácicas: Si alguien no responde y no está respirando con normalidad, inicia la RCP. Coloca las manos en el centro del pecho (sobre el esternón), entrelazando los dedos y realiza compresiones torácicas con los brazos estirados y el cuerpo echado ligeramente sobre la víctima a un ritmo de 100-120 compresiones/minuto (al compás de Stayin´Alive o La Macarena).

7. Respiración de rescate: Si no tienes formación en RCP, realiza compresiones continuas. Si tienes formación en RCP, alterna 30 compresiones con 2 insuflaciones tapando la nariz. La realización de RCP con solo compresiones torácicas es mejor que no hacer RCP.

8- Continúa con la RCP hasta la llegada de ayuda médica, hasta que note signos de despertarse en la víctima (estate preparado para iniciar la RCP inmediatamente si la víctima deja de responder) o hasta conseguir un desfibrilador externo automático (DESA).

9. Utilización del DESA:
a. Encendido: Enciende el aparato y sigue las instrucciones.
b. Parches: Coloca los parches sobre el pecho desnudo de la víctima. Si hay más personas, la RCP debe continuar mientras se colocan los parches.
c. Retirarse: Cuando la descarga está indicada asegúrate de que nadie toca a la víctima (grita enérgicamente ¡¡¡¡TODOS FUERA!!!!).
d. Descarga: Pulsa el botón de descarga. Tras la descarga, reinicia la RCP manual y sigue las instrucciones del aparato.

10. Continua hasta la llegada de ayuda profesional.