Autos clásicos

Autos clásicos

Recomendado

¿Qué se necesita para contratar un seguro de coche clásico?

Analizamos los requisitos y especificidades de los seguros adecuados para un coche con más de dos décadas de antigüedad

20 febrero, 2024 09:51

Noticias relacionadas

Aunque tiende a pensarse que la prima de un seguro es más barata a medida que un automóvil va cumpliendo años, al ir depreciándose su valor en el mercado, lo cierto es que en la práctica no siempre es así. Y una de las razones tiene que ver con la siniestralidad: los vehículos de mayor antigüedad son más propensos a sufrir una avería o un accidente; un condicionante que aumenta el riesgo a cubrir.

Por dicho motivo, los expertos argumentan que conviene sopesar cambiar el Seguro a todo riesgo por una modalidad más económica (Seguro a Terceros ampliado o básico) cuando un automóvil cumple cinco o seis años. Y para los casos en que el vehículo atesore cierta antigüedad, su propietario desee mantenerlo en servicio y haga un uso esporádico del mismo, sugieren informarse sobre el seguro de coche clásico y sus coberturas.

¿Cuándo se considera que un coche es clásico?

Pero antes de suscribir ese tipo de póliza es preciso saber cuándo se considera que un coche es clásico. Y, al respecto, lo primero que consideran las compañías que comercializan estos seguros es la antigüedad del automóvil que se desea asegurar.

En este sentido, hasta no hace mucho tiempo se consideraba que un vehículo era clásico con 25 años o más desde su primera matriculación. Sin embargo, hoy en día algunas entidades especializadas posibilitan contratar un seguro de coche clásico para automóviles con una antigüedad de 20 años.

Por lo tanto, el seguro de coche clásico es una interesante alternativa a considerar por quienes sean propietarios de un vehículo antiguo, no deseen desprenderse de él y busquen una póliza económica que se ajuste a sus necesidades.

¿Qué requisitos son necesarios para contratar el seguro?

Así pues, el primer requisito que se ha de cumplir para poder asegurar un coche como clásico es su antigüedad. En este apartado, bastará con que cumpla la estipulada por la entidad aseguradora, no siendo necesario que el vehículo tenga matrícula o distintivo de vehículo histórico –categoría reservada a los automóviles con más de 30 años de antigüedad y unas características especiales contempladas en el Reglamento de Vehículos Históricos–.

Asimismo, el interesado debe presentar su documentación personal (fotocopia del DNI y del carné de conducir), así como el permiso de circulación y la ficha técnica del vehículo a asegurar. Igualmente, es habitual que las compañías consulten si el automóvil se encuentra en buen estado y pernocta en una plaza de garaje.

Y, además, al ser un seguro destinado a los conductores que hacen un uso puntual del vehículo, por lo general son pólizas con una limitación de kilómetros anuales a recorrer con el automóvil asegurado. Por ello, suele pedirse al propietario que justifique que dispone de otro vehículo de uso habitual presentando la póliza o recibo de su seguro.

¿Qué coberturas incluye un seguro de coche clásico?

En cuanto a las coberturas que incluyen los seguros de coche clásico, en función del vehículo, en el mercado es posible elegir un Seguro a Terceros básico con garantía de Responsabilidad Civil (obligatorio para circular por las vías públicas), un Seguro a Terceros ampliado con las coberturas de Robo e Incendio o un Seguro a Todo Riesgo con la garantía exclusiva de Daños Propios.

Y pensando en aquellos que demanden una mayor protección, algunas compañías dan la opción de personalizar la póliza con las coberturas opcionales de Accidentes del Conductor y Asistencia en Viaje.

--

Contenido patrocinado