Pásate al MODO AHORRO

Carmen Ladrón de Guevara alumbra el rostro desconocido del terrorismo de extrema izquierda

La aboga de la Asociación de Víctimas del Terrorismo presenta su libro 'Las víctimas del terrorismo de extrema izquierda en España', una obra que pretende acercar el terrorismo de extrema izquierda a través de sus víctimas "menos conocidas"

Carmen Ladrón de Guevara./CV
Carmen Ladrón de Guevara./CV

Entre 1960 y 2006 fueron asesinadas en España 120 personas en 93 atentados fruto de 14 grupos terroristas de inspiración nacionalista/extrema izquierda que no eran ETA. La mayoría se produjeron en Madrid, Cataluña, Galicia… En el País Vasco tuvo lugar uno, a mano de los DRIL. De estos 120 asesinatos se han resuelto 79, es decir, existe una impunidad del 35% en los actos terroristas perpetrados estos grupos de extrema izquierda en el territorio nacional

Son, sin duda, rostros y nombres en su mayoría menos conocidos que los de aquellas víctimas que murieron a manos de la banda terrorista ETA. En muchos casos ni siquiera constan en registros o listados oficiales. ‘Las víctimas del terrorismo de extrema izquierda en España. Del DRIL a los GRAPO’, es una obra de la abogada Carmen Ladrón de Guevara Pascual, que nace fruto de una exhaustiva investigación de estos crímenes y de la vida de cada una de las víctimas, con la que se pretende además, tal y como explica la escritora, “acercarse al terrorismo a partir de sus siglas más desconocidas”. 

Carmen Ladrón de Guevara.
Carmen Ladrón de Guevara

Toda una vida dedicada a la investigación del terrorismo

Carmen Ladrón de Guevara (Curitiva, Brasil-1982) es abogada en la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). Se vinculó al mundo del terrorismo con 23 años cuando, estudiando ADE y Derecho en Madrid, un profesor le propuso acudir a un juicio en la Audiencia Nacional. “Resultó ser un juicio por un crimen terrorista. Me impactó tanto ver a la familia de la víctima enfrentándose a él completamente sola, rodeada de amigos y familia del terrorista, que decidí apuntarme como voluntaria en la AVT para acompañar a las víctimas”, recuerda. La mayoría de voluntarios, explica, eran víctimas que acompañaban a otras víctimas. 

“La mayoría de la gente al hablar de víctimas del terrorismo piensa directamente en ETA. Esto es algo que se me inculcó desde el minuto 0 en la asociación: Hay muchas más víctimas que no han perdido a un ser querido en atentados de ETA, también en crímenes de los GRAPO, los FRAP, de Grupos Autónomos…”, insiste. La inquietud de la abogada sobre estas víctimas “menos conocidas” fue creciendo conforme conocía víctimas de estos grupos y resultó en un proyecto en el que empezó a trabajar en 2011: 'Los casos de los GRAPO sin resolver'; aunque, tal y como explica, se “encontró una gran piedra” a la hora de empezarlo. “No tenía una obra de referencia de la que yo pudiese sacar quiénes eran las víctimas de estos grupos, no había ni libros, ni listados oficiales, cosa que sí que tuve cuando hice la investigación sobre ETA”. 

Admite que al comenzar su investigación “fue muy ingenua, pensé que iba a ser más sencillo. Estaba acostumbrada a manejar las más de 800 víctimas de ETA y pensé, que al ser un número considerablemente más bajo de víctimas, me iba a llevar solo un par de años tener la investigación finalizada. Y nada más lejos de la realidad”. Ladrón de Guevara tardó cinco años en finalizar su investigación, proceso que “ha sido bastante complicado". 

Atentado del grupo terrorista Grapo en la cafetería California 47./ Luis Ramirez

Atentado del grupo terrorista Grapo en la cafetería California 47./Luis Ramírez

"No es que no se les recuerde, es que no se les conoce"

Así nació este libro. Fruto de una investigación tediosa que duró media década y que ha tenido como fruto nombres y cifras nunca antes sacadas a la luz. Así, entre los años activos de estos grupos de extrema izquierda -de 1960 a 2006- fueron asesinadas 120 personas. La mayoría de ellas, 36, formaban parte de la Policía Armada, o eran civiles, 35, o guardias civiles, 22. Los GRAPO fue el grupo más sanguinario y la tercera organización terrorista más mortífera de Europa. Dejó 93 víctimas mortales a través de 70 atentados, de los que 23 están todavía sin resolver. El FRAP dejó seis víctimas mortales en 6 atentados diferentes; Defensa Interior dejó 5 fallecidos en 2 atentados diferentes y los Comandos Autónomos: 3 víctimas en 3 atentados. 

Se da “la gran paradoja”, como señala la abogada, de que “a pesar de que estos grupos nacen como oposición a la dictadura”, la mayoría de atentados y víctimas mortales se registraron entre los años 1975 -en el que hubo 10 atentados con 14 víctimas- y 1979 -años en el que hubo 23 atentados con 33 víctimas mortales, 32 de ellas a manos de los GRAPO-. En total, en esos cuatro años se contabilizaron 54 atentados con 74 víctimas mortales. “Lo que les movía a la mayoría era torpedear el proceso de transición. Por eso, frente a los  que dicen que se acabó con el franquismo gracias a estos grupos, hay una realidad, y es que no es así. La realidad es que el proceso de transición llegó a buen fin a pesar del torpedeo constante de estos grupos”, insiste. 

Estos crímenes terroristas dejaron un total de 185 niños huérfanos y una impunidad media del 35%. Por eso Carmen Ladrón de Guevara ha escrito este libro, “porque a pesar de que hay gente que no ha sido castigada por estos crímenes hay que recordar a las víctimas”. Son personas, añade, que “no es que no se las recuerde, es que no se las conoce. No he conseguido a nadie que haya sido capaz de decirme más de 10 grupos de extrema izquierda, tampoco el número de víctimas de  los GRAPO. El nivel de desconocimiento es enorme, por eso era tan importante este libro. Porque saca a la luz a cada una de estas víctimas y ahora cada víctima merece un libro”, concluye.

Destacados