Pásate al MODO AHORRO

PNV y PSE templan los ánimos tras su fuerte choque por el centro de refugiados de Vitoria

Los dos socios del Gobierno vasco rebajan la tensión después de varios días de descalificaciones más duras de lo habitual. Mendia y Esteban admiten diferencias pero lanzan mensajes conciliadores

 La vicelehendakari segunda, consejera de Trabajo y exlíder del PSE, Idoia Mendia. / EFE
La vicelehendakari segunda, consejera de Trabajo y exlíder del PSE, Idoia Mendia. / EFE

Entierran el hacha de guerra o, al menos, la aparcan para templar los ánimos. Los dos socios del Gobierno vasco, PNV y PSE, rebajan la tensión tras su fuerte choque, con descalificaciones más duras de lo habitual, por el centro de acogida de refugiados de Vitoria. Este domingo la vicehelendakari y exlíder del PSE, Idoia Mendia, y el portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban, admitían diferencias, sí, pero lanzaban mensajes más conciliadores.

Ambos hablaban en sendas entrevistas que son distintas en el contenido pero coinciden en la necesidad de volver a tender puentes tras los días de enfrentamiento. La también consejera de Trabajo del Gobierno vasco remarcaba que "en absoluto" peligra la coalición entre ambos socios aunque existan "roces". Y el portavoz peneuvista destacaba que la situación "se puede reconducir"

En una entrevista al 'Diario Vasco' recogida por Europa Press, Mendia se refería a la polémica surgida con el centro de refugiados que el Gobierno central proyecta para Vitoria. No veía que "hasta el presente pueda existir un conflicto sobre distintos modelos de acogida", y afirmaba que jeltzales y socialistas comparten "una base importante y es que la acogida debe ser digna y humanitaria".

"Compartimos también una cosa que no es menor: no tenemos competencia en materia de inmigración. No lo recoge nuestro Estatuto y seguimos negociando con el Ejecutivo vasco la consecución de la transferencia, como en día lo hicimos con el Ingreso Mínimo Vital. Lo único que se conoce es que el Gobierno de España ha sacado la licitación del antiguo hospital Arana de Vitoria. Este tema hay que abordarlo con mucha inteligencia, puede ser mal entendido por la ciudadanía y convertirse en un segundo caso Maroto", advertía. 

Después de indicar que el secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, explicaba cuál es su posición como partido, Idoia Mendia decía hablar como miembro del Gobierno vasco. Además, aseguraba que, aunque haya roces entre partidos, PNV y PSE comparten "el fundamento de la acogida a refugiados en Euskadi y la voluntad de ambos de que la gestión de la política migratoria se pueda hacer desde Euskadi". Por todo ello, afirma que "en absoluto" peligra la coalición entre ambas formaciones y, por contra, "sigue su hoja de ruta de trabajo con un programa compartido".

Esteban habla de Escrivá y la competencia

En una entrevista publicada en el 'Diario Noticias' recogida también por Europa Press, Esteban afirmaba que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones José Luis Escrivá, le ha transmitido que ve "con buenos ojos" el traspaso de la materia de Migración a Euskadi, pero no otros ministerios, como el de Interior.

Al respecto de si Escrivá debe renunciar al macrocentro de refugiados con 350 plazas en Vitoria-Gasteiz, decía que "es curioso" porque con el ministro de "se ha hablado bastante" entre Gobiernos sobre una posible transferencia de competencias en materia de migración. "Al menos por lo que me manifiesta a mí, ve con buenos ojos esta transferencia, pero tiene dificultades en otros ministerios como, por ejemplo, el de Interior. Han estado hablando bastante", subrayaba.

A su juicio, "es sorprendente" cómo se ha actuado con el centro internacional de refugiados. "Lo que me dice el Gobierno vasco es que, más allá de comentar la necesidad de ampliar plazas, con la que estamos de acuerdo, el Estado no dijo que quería abrir un macrocentro, que no es el modelo, como también dicen Cáritas y Zehar. Ha tomado la decisión unilateral de tirar adelante y licitarlo", exponía.

En todo caso, cree que hay margen para reconducir la situación. "Siempre se puede, si hay voluntad política. Vamos a ver si al final se acaba adjudicando, y cómo se puede reconducir. Nosotros tenemos voluntad política de llegar a acuerdos pero, si estábamos hablando de poder transferir competencias y Escrivá me había manifestado que su voluntad era esa y que la dificultad no venía tanto de su Ministerio como de otros, ¿por qué ir contra el modelo que desarrolla el Gobierno al que se iban a transferir esas competencias?. No tiene sentido", reflexionaba.

También afirmaba que veía "asombroso" que se haya negado que haya un "modelo vasco" de acogida y la competencia sea solo estatal, "cuando el Estado está pidiendo ayuda a las instituciones vascas continuamente y no tiene los medios para gestionar adecuadamente la inmigración". 

Sobre las acusaciones del secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, de "xenofobia" a responsables institucionales del PNV, las calificaba de "injustas, mentirosas y provocadoras, impropias de un dirigente de un partido importante". "Él sabrá si quiere poner en riesgo las cosas. Desde luego, nuestra reacción fue bastante medida", remachaba.

 

Destacados